Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

Diario palomero 9 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
25/07/2019


Mantiene su rutina el nido de torcaces en nuestro balcón. Es tan pasmosa la velocidad de engorde de los pichones, que Nuria -nuestro querido «cuerpo represor municipal»- pensaría ya en cazuelas, arroces o estofados como buena mayorguina que es en su cuna de palomares.

21 de julio: ¿Será la infancia la verdadera patria de las palomas lo mismo que lo es para el hombre?, porque la de estos pichones es infancia radicalmente distinta a la que hubieran tenido en su destino milenario de pinares o encinares donde la noche es un oscuro manto de silencio y sospecha y el día puro estrés y presencias depredadoras, mientras que aquí trasnochan seguras aunque rujan ajetreos y ritmos de centro de ciudad... y sus músicas, botellones, algarabías, destellos, coches, luces, sirenas, teles que predican por las ventanas abiertas del verano... sin contar las coplas y silbos que les susurramos. Asumen que así es el mundo... y urbanas son. Qué remedio. O qué felicidad. Esta suya es la nueva vida que sueña todo emigrante: aquí no hay miedo, hay campo cerca para el papeo y tienen el nido sobre tierra regada, fresquita, que es como gozar de aire acondicionado en estas caloras... sin olvidar el vicio que han cogido al nebulizador que les soplo cuando aprieta la caló y abren el pico asfixiadas; ah, y que se acuestan entre un toldo de hortensias y un cipresito a la espalda. Cinco estrellas.

22 de julio: El tiesto es muy estrecho y ya se les ve bien crecidas las alas y el timón. Un pichón salta a la contigua barandilla del balcón. Ah, carallo, ¡gran descubrimiento!; ahí puede hacer estiramientos o batir alas sin dañar plumas con las ramas. En fin, que hasta gimnasio tienen en este su pisito de okupas. Pregunta: ¿es biológicamente correcta la decisión de estas palomas de hacerse sedentarias y urbanas?... ¡chi lo sa!... pero sobreviven fácil, se multiplican y ese es el éxito de toda especie.

24 de julio: Saludo a los pichones: ¡Santiago y cierra España!... y se agazapan. Están pez en fiestas «nacionales». Les sugiero ¡felicitad mañana a Abascal! y, del saltito atrás, casi se caen del tiesto.


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

Diario palomero 8 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
25/07/2019


Nunca entretendrá tanto la tele como un nido de torcaces en tu balcón sobre un tiesto estrecho en el que, cuando crezcan más, quizá no quepan juntos pichones y mamá dando papilla. Lógico es temer que alguno pueda caer al vacío batiendo alas inútilmente. Cruzamos los dedos.

18 de julio: Broma al canto, les ponemos el «Cara al Sol» por ser triste aniversario y los pichones, hasta ahora apáticos aun estando solos, reburdian inquietos y erizan el plumón barruntando peligro, ¡atenta la compañía! Detenemos la cantinela y ponemos el Canon de Pachelbel. Se serenan y aquietan.

19 de julio: ¿Qué sueña un pichón o atribula su dormir? En sus siestas panzorras les viene estertor, se agitan o baten frenéticos sus alitas; ¿es que sueñan volar sin haberlo hecho nunca? Los papás, tranquilos. Solo se mosquean si ven alguna rapaz en el cielo del Casco Viejo (este nido está en el corazón de la ciudad; si hay que ser urbanas, «del centro»; señoritas son). A la caída del sol, gran susto: la paloma de guardia reclama relevo reiteradamente y, al final, se larga (nos es imposible distinguir al macho de la hembra). Ya está oscuro y ni papá ni mamá regresan. ¿Se olvidaron, se perdieron? Los pichones pasan solos la noche. Aún les quedan veinte días de crianza.

20 de julio: Menos mal, vuelve al clarear la paloma con el desayuno. Abandonar el nido a la noche está en el guión. ¿Les tranquilizará ver encendida la luz de mi estudio lo mismo que una lamparita a los guajinos miedosos?... Les canto esa nana asturiana que tanto conmueve: «Duérmeté, fiu del alma, que velo’l to sueñu, palombina de blancu que nun tien aleru. Agora non, mío neñu, agora non». Lo pongo peor, se desvelan y alertan, ni pestañean por si acaso. Pruebo a la contra e imito el zureo de la especie, cinco notas: gu-gu-gúúú-gu-gú... y miran desconcertados, aterrados, como si oyeran a un pariente indeseado. Esta noche vuelven a dormir solos. Así pasan la mayor parte del día; los padres traen la merienda y piran. Los guajes, que ya cagan como brigadas artilleros, emplumaron y ya no parecen ornitorrincos.


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

Palomares de León. Utopía en camino se va a La Casona de Murias de Paredes #SalvemosLosPalomares


El domingo 21 de julio a eso de las 12:00h se inaugura la exposición Palomares de León. Utopía en camino en La Casona de Murias de Paredes, coincidiendo con la XIV Muestra de Artesanía y Oficios tradicionales y con la XII Jornadas Culturales "Memoria y Tradición".

Todos los sitios donde ha estado la exposición, han sido lugares especiales pero este además de ser un sitio agradable para exponer me parece muy especial ya que mi madre es de Omaña y es un poco homenaje a todos los omañeses y omañesas por ser así y por acogerme siempre con tanto cariño. 

Siempre me he sentido ciudadana del mundo, ya que mi madre es omañesa, mi padre era navarrico y yo nací en Suiza, así que...

Nos vemos por Murias de Paredes.

Fotos: Pilar
Irma Basarte10.-

Diario palomero 7 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
20/07/2019



Si al lector le parece turra o torra este diario, compréndalo. Que unas torcaces aniden en un florido balcón de ajetreos y a un metro de donde escribo, ventana mediante, lo veo acontecimiento, si no prodigio, una de esas cosas que, cuando suceden, tiene uno la certeza de no volver a verla en su vida, aunque tememos que, al salirles barato y seguro el sitio, reincidan. Por primera vez en milenios, esta especie silvestre, como hizo en su día la paloma bravía, se sedentariza en un nuevo hábitat, se hace urbana. Por eso que lo cuente aquí en directo-diferido.

14 de julio: La toma de La Bastilla moncloíta, el Torra o la mandanga política interesan nada a esta familia torcaz. Su único afán es la crianza. Los pichones engordan a velocidad de asombro. Cagan poquito, todo les aprovecha.

15 de julio: Horror, amanece el nido sin papás, se han pirado. ¿Aborrecieron? Los pichones solo tienen diez días y ya empluman. Pasan las horas y parecen huerfanitos. Como padrinos primerizos nos angustiamos. Pero a media mañana vuelve uno. ¿Qué pasaría si un papá desaparece o le cazan o muere?...

16 de julio: ¿Qué tal algo de música? Les silbo «El puente sobre el río Kwai». Y nada. Pruebo letra y entono por espantar temores el «No se va la paloma, no; no se va, que la traigo yo; si se va, que se vaya, que ya volverá, que dejó dos pichones a medio criar». Como si oyeran las cencerras del Pontón. Y a don Alberti, que le den, aquí no cabe el «se equivocó la paloma, se equivocaba».

17 de julio: Los pichones abrieron ojos poco a poco. A los siete días ya te miraban, pero no les perturba que estemos todo el día encima. Los papás ya nos tienen vistos, vale, nos cogieron el tranquillo y ni pestañean, digo, pero ellos ¿no tienen algo innato que les haga recelar? Nada. Incluso cuando les «amamantan» toleran que nuestra vista o cámara estén a una cuarta. Imperturbables todos... y todas. ¿Dónde está el instinto básico de toda especie de ocultar su criar?... Los pichones ya tienen nombre, Tiburcio y Cogollo, pero los padres no. Y les cayeron Láncara y Pedrún... por decreto.


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

Omaña ‘repasa’ los valores rurales, la exposición Palomares de León. Utopía en camino también estará allí #SalvemosLosPalomares


Murias de Paredes acoge la XIV Feria de Artesanía y Oficios Tradicionales y las XII Jornadas sobre Memoria y Tradición 
 
Murias de Paredes, en la comarca de Omaña, abre de nuevo las puertas a la esencia del medio rural, al sabor de los pueblos marcado por las tareas cotidianas que poco a poco han ido cayendo en desuso. De ahí que este sábado se celebre allí la XIV Feria de Artesanía y Oficios Tradicionales y las XII Jornadas Culturales Memoria y Tradición con el objetivo de poner en valor tradiciones y cultura popular, tendiendo un año más un puente entre pasado y presente. Se trata de una cita en la que no faltan los productos artesanos en un mercado con como quesos, miel, mermeladas, dulces, o vinos, además de trabajos artesanales en mimbre, textiles, madera o velas, además de stands que realizan demostraciones artesanas como hilar la lana.

Los actos programados darán comienzo a las 12:00 horas, en La Casona, con la inauguración de las exposiciones de fotoperiodismo de Mauricio Peña y Secundino Pérez, ‘Cuatro años de informalismo 1979/1982’ de Toño García García, ‘Palomares de León utopía en el camino’ de Irma Basarte Diez y J.A. Carbajo, y ‘Life+ Urogallo Cantábrico’. Media hora después, en torno a las 12:30 horas, llegará la inauguración oficial de la XIV Feria de Artesanía y Oficios Tradicionales que correrá a cargo del secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, así como el pregón con el director de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) y profesor titular del área de botánica de la Universidad de León Arsenio Terrón. A continuación llegará el homenaje a los mayores, un emotivo acto que reconoce la labor de mujeres y hombres del municipio valorando la herencia intangible que brindan, su sabiduría. El programa matinal también incluye la degustación de caldereta tradicional sobre las 14:30 horas.

En horario de tarde las actividades continuarán a las 18:00 horas con el taller de masa flexible para niños con Merce Artesanía. Media hora después, llegará la música folk con la actuación de Plaza Mayor. Además, durante toda la jornada habrá animación. El cierre de esta muestra está previsto en torno a las 20:30 oras tras una completa jornada en la que volverá a quedar presente la importancia de las tradiciones y del medio rural.

Publicado: La Nueva Crónica

Irma Basarte10.-

Diario palomero 6 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
18/07/2019


Monotonía natural en la crianza de los dos pichones de las torcaces que anidaron en nuestro balcón. Antes de un mes, volarán y adiós muy buenas. ¿Volverían a hacer aquí los padres su última puesta anual?... ¡como no pagan alquiler! Aún les cabe una nidada hasta agosto, dice el manual.

9 de julio: Qué velocidad de engorde en estos pichones; tienen solo cinco días y ya les cuesta ocultarse bajo la madraza que enclueca. Dice la ciencia que la «leche de paloma» es una de las más nutritivas entre las aves y que, si se alimenta con ella a un pollo de gallina, su crecimiento se dobla. Ríete del pelargón. Un dato: el pico de estos pichones -su cuchara- ya es más grande que el de sus padres (!) y les da un aire entre ganso y ornitorrinco. Ye que son feus.

10 de julio: La crianza va viento en popa. Está claro que las torcaces se hacen urbanas. También lo hicieron en su día las bravías, hoy domésticas. La torcaz sigue ese camino y encuentra en la ciudad más seguridad que en sus espacios rústicos, encinares, bosques... ¿es que también ellas se largan de la España vaciada?... mala señal entonces.

11 de julio: Les pongo cantos de torcaz que pillamos en internet... y ni se inmutan, ni gesto de curiosidad, ni encelan ni cuernos, están a lo suyo, obsesionadas. Ver a los pichones zampar es un poema a la voracidad; inflan la panza dos o tres veces al día y sus siestas son de canónigo antiguo. En youtube nos enteramos de anidamientos en balcones (generalmente vacíos) de no pocas aves; y hubo otra torcaz balconera en esta misma ciudad en junio de 2013, qué curioso. (Nota/ Morosas ellas, se resisten a pagar alquiler: apenas cagan ni en nido ni en tiesto y nos dejan sin su fértil abono, la palomina, tan cara en su día como el guano chileno).

13 de julio: Sin novedad en este alcázar. Qué familiares se ven estas tías para no haber sido nunca urbanas ni aceptar criarse en palomar, como la tórtola, que con la bravía, la zurita y la torcaz hacen el cuarteto palomero ibérico (la tórtola era pago obligado en el templo de Jerusalén y en Marrakech servía de «segurata» de su larga muralla).


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

Diario palomero 5 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
15/07/2019

Desde que una pareja de palomas torcaces anidó en un tiesto de nuestro exiguo balcón hay una fiesta natural a la vista y una lección de oportunismo y vida adaptativa, que no otra cosa es la evolución.

5 de julio: Al poco de nacer, seco ya su plumón y hechos los estiramientos pertinentes, parece imposible que ese pollo de torcaz estuviera hace poco en un huevo tan chico... y cupiera (¡como para no huir de esa cárcel!). Al fin vemos qué es la «leche de paloma» con que cría la especie a sus pichones: papilla que fabrica en su buche, la regurgita y la zampa el pequeño panzón como si fuera un potito, papilla muy energética, su única dieta hasta que se larguen del nido. Como ahora están en frenesí de crianza y la pareja parental ha de comer para tres, podríamos ponerles arroz o garbanzos cocidos para facilitarles la dieta, pero ni se nos ocurre interferir lo más mínimo en el plan natural que dicta su conducta. Ya bastante urbanas se hacen como para ponerles comedor social. Que espabilen y se busquen la vida. Es su destino. A primera hora de la tarde, como ayer el primero, nace el otro pichón. Hale, ya tiene con quién pegarse, muy de hermanos.

6 de julio: No le pondremos a la nidada el chupinazo con que arrancan hoy los sanfermines. De cuetes y estruendos no son muy partidarias estas palomas. En cuanto a la tele, la miran en el móvil como las vacas al tren (ya que van a ser urbanas, que vean la pantallita-papilla con que se nutre la gente hoy). Les ponemos imágenes de congéneres quietas o volando. Y tampoco. Sería preocupante si fuera de otra forma. La hortensia sigue amarilleando hojas bajas aunque tiene riego (¿intuye más sequía venidera?); tememos que queden solateras las 34 floronas que la festonean y no oculten bien el nido.

7 de julio: Los pichones huronean bajo el pecho esporpollado de papá o mamá. Asoman, comen y vuelven a su calidez «subterránea» (lo que más les crece es el pico). Les bautizamos Tiburcio y Cogollo, héroes algo tintinescos del primer cómic leonés, el que dibujó el tío César, cura Trapiello.


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

Diario palomero 4 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
13/07/2019

Mandó huevos (dos) la pareja de palomas torcaces que avecindó su nido en nuestro estrecho balcón, tanto, que hace aún más inexplicable ese anidar en él, sobre tiesto, con la insolencia y seguridad de un okupa confianzudo y simpaticote.

2 de julio: Esperamos que no salga huera la puesta palomera. Falta ya nada para que dos pichones conjuren la deprimente natalidad española y devuelvan al aire las flechas veloces de sus vuelos que tanto fatigan a los halcones. La expectativa es enorme porque no son pocos los que vienen siguiendo en fotos este extraño fenómeno y aguardan su feliz desenlace; menos el típico con su tópico: ¡¡las palomas son las nuevas ratas de la ciudad, ratas con plumas; y traen enfermedades!! (también es el típico a quien le das los buenos días y te suelta un ¡serán pa ti!).

3 de julio: Rutina en la procreación. Las palomas van, vienen, por el camino se entretienen y, al turnarse, vuelven a veces con palito o rama seca y así van tuneando el nido. Si me acuerdo, mañana les traigo tomillo como el que ya te dije llevaba uno de Villasinta al pie de su palomar, «porque las palomas son muy señoritas».

4 de julio: Fiesta nacional lejos, pero colada en cada casa por la tele. Para que lo vea la paloma le acerco el móvil (ya les es familiar; hasta piden selfie muchos días). Y nada, la tele se la suda y más el Independence Day de Trump rugiendo tanques y aviones. Ellas no están para fiestas ni desfiles y hoy es día de labor, mucha. A la hora de la siesta, harto de apreturas, el primer palomino rompe el huevo. Al poco, la pájara mordisquea la cáscara. ¿La va a comer y eliminar rastros? Parece, pero no. Levanta el vuelo con ella en el pico y abandona el nido. Aivá, ¿se ha ido a tirar la basura? No tarda en volver a su puesto de puesta donde ahora incuba y empolla, huevo y pichón. El otro nacerá mañana. Confiamos. Ahora solo queda ver qué es eso de que a los pichones les crían sus padres con «leche de paloma». ¿Ye que tien tetes les pites, ho?, pregunta uno de Cudillero en el tuiter. Y sujetador de colorines, se le contesta.


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

Murias de Paredes, cita con la memoria y la tradición el 21 de julio #SalvemosLosPalomares


La exposición Palomares de León. Utopía en camino se podrá visitar en la Casona de Murias de Paredes, ¡ojalá consigamos concienciar a los dueños de los palomares de Omaña para que restauren sus palomares, uno ya está concienciado y sabemos que sí se va a restaurar!

Cada verano Murias de Paredes rememora las formas de vida tradicionales con una muestra que pretende rendir tributo a los usos y costumbres de hace décadas. La música y la gastronomía tradicionales nutren el encuentro ambientado también por un mercado artesano. Todo un reclamo para el creciente número de curiosos que acuden año tras año a estas jornadas.

Un evento más que consolidado que en esta ocasión se celebrará el domingo 21 de julio, jornada que acogerá la XIV edición de la muestra de artesanía y oficios tradicionales con medio centenar de expositores y las XII jornadas culturales de memoria y tradición. Será el secretario general del PSOE, Luis Tudanca, quien inaugure el evento a las 12:30 horas mientras que el pregón correrá a cargo de Arsenio Terrón, director de la fundación Ciudad de la Energía -Ciuden- y profesor titular del área de Botánica de la Universidad de León. A continuación se rendirá tributo a los mayores del municipio para después reponer fuerzas con una caldereta tradicional. Ya por la tarde, a las 18:00 horas, se celebrará un taller de masa flexible para niños y a las 18:30 horas tendrá lugar la actuación del grupo de música folk ‘Plaza Mayor’. La clausura de la jornada tendrá lugar a las 20:30 horas.
Exposiciones
La jornada recalará, y mucho, en el mundo de la cultura ya que a las 12:00 horas se inaugurarán cuatro exposiciones en la Casona:
-Fotoperiodismo de Mauricio Peña y Secundino Pérez
-‘Cuatro años de informalismo 1979-1982’ de Toño García,
-‘Palomares de León. Utopía en el camino’ de Irma Basarte y J.A. Carbajo
-Life+Urogallo Cantábrico

Publicado en: LacianaDigital.com

Irma Basarte10.-

Diario palomero 3 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
08/07/2019

Movidos días. La ciudad arde en fiestas y el termómetro empieza a hacerlo también. Dicen que viene una ola de calor con el rabo ardiendo como las zorras hebreas lanzadas a los trigales filisteos.

27 de junio: Hasta hoy las noches eran frescas, bastante, y las palomas empolladoras ahuecaban el plumaje haciéndose pelota, pero llegan ya los primeros calores y a la hora de la retestera abren el pico y jadean. Confiamos en que tanta brusquedad térmica no afecte o malogre la incubación. Claro que no.

29 de junio: La calora viene gorda, escotada e insolente. La paloma hiperventila. Con el vaporizador de las plantas le lanzo unas nubecillas. Y a la pájara... como que le gusta. Con tanta jeta no tardarán en pedir piscina.

30 de junio: Mucho ruido aún festivo en la vecindad y otra banda cornetera por si era poco. Con las hojas que amarillean de la hortensia las palomas le hacen más colcha al nido. Calculamos lo que falta para que rompan el cascarón los pichones... ¿cinco, seis días?... lo dice el manual: 18 días de incubación y 33 más para que vuelen los palominos.

1 de julio: Fumo a veces en el balcón a dos cuartas de la paloma clueca y no hace gesto de reproche. Otras le hablo para que normalice nuestra voz; o por si entiende, mucho me temo. Aprovecho para contarle el lío de los pactos y aberraciones políticas de estos días y la tía me pone el mismo gesto airado y pánfilo que pones tú y ponemos todos. La hortensia parece controlar su «muda de terror» y mantiene celosía, pero a la tarde un fuerte chubasco con ventarrón descompone un tanto su enrejado. La torcaz aguanta el aguacero. El tiesto se mueve con las sacudidas del viento. Miedo. Y la paloma, inmutable. Seguramente piensa que lo jodido sería tener nido en chopo cimbreante y a la vista del gavilucho; y que este balcón es un seguro castillo florido con la espalda cubierta y alero por visera. Si no, no se explica que no le escandalicen nuestros ruidos a la oreja y ajetreos a la vista, los trajines de la calle y el puto follón de cada botellón. Vaya, qué admirable adaptación biológica.


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

Diario palomero 2 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
06/07/2019 

Persiste en lo suyo la pareja de torcaces que anidó en un tiesto de nuestro balcón, fenómeno rarísimo, suponemos. No les incomoda que estemos encima de ellas a pocos centímetros con trajín o regando plantas. O nos ven amigables y chuleables o nos toman por el pito’l sereno.

18 de junio: Urge un método para seguir regando el tiesto okupado y que la hortensia que parapeta el nido no quede desnuda y, por tanto, puedan las palomas aborrecer los huevos a la vista. Instalamos un rudimentario gotero; la clueca reburdia y lanza un aletazo feroz como diciendo ¡no me toquéis los huevos o hay sangre a picotazos!, pero resuelta la fontanería, regresa a su impasible incubación. Admirable.

19 de junio: Buscamos información sobre esta especie: la torcaz es de suyo silvestre y migrante para que en sus pasos pirenaicos, como en Navarra, le receten perdigonada o red. Su patria va de Marruecos-Argelia al norte europeo, pero se está haciendo urbana y sedentaria; se ve en esta ciudad, aunque jamás se mezcla con las domésticas (descendientes de bravías), y si bien picotea en jardines o calles, prefiere irse a campear grano, bellota, piñón, brote... Puede hacer hasta tres puestas al año (¿será esta de aquí su segunda?).

22 de junio: Pasaron tres días haciéndose rutina el cambio de turno en la pareja empolladora. Es sábado. En la cercana iglesia del Mercado hay boda, una de esas que creen necesario anunciarlo con cuetes y bombazos a una vecindad que ni les conoce, ni les importa un pijo y sin duda les maldice, a lo que se apunta esta torcaz espantada de muerte a cada estruendo y amagando sumarse a todas las palomas del barrio que huyen despavoridas. Creo que le calma o le disuade verme allí a su lado. Resiste. Cesado el bombardeo, se acuclilla de nuevo... tranquila, pero alertada.

24 de junio: Sigue la rutina palomera. Ciudad en fiestas. Vuelve el trueno de fuego artificial o charanga, pero ya se sobresalta menos. También va asumiendo la intolerable berrea de botellón cada finde en nuestra calle ciega. Es evidente: se hacen urbanas, son «de piso».


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-



Diario palomero 1 por García Trapiello

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
04/07/2019 

Día 14 de junio: Milagrito en mi balcón. Nos llega una pareja de palomas torcaces, especie silvestre que ahora le coge gusto y vicio a la ciudad. Parecen las dos que hace un año -con piquito tórtolo y ramita en el pico- tonteaban alguna vez en el negrillo bonsai que balconea ahí. Pero de pronto, al macho le entra un frenesí y comienza a acarrear leña menuda, palitos, paja gorda, armando una colchoneta (nido palomero) en otro tiesto donde crece un cipresillo y una hortensia moñuda (recuerdo a uno de Villasinta que a este fin les troceaba matas de tomillo; «las palomas son muy señoritas», decía). Ha debido parecerles estupendo parapeto, boscaje ideal para huir de las malas miradas sin que la nuestra, tan encima, a medio metro, se la tomen así. Al poco, la pájara se enclueca ahí, aunque el palomo sigue aportando material a esta «solución habitacional». Al final del día da por teminada su albañilería. La paloma sigue echada, impasible.

15 de junio: El asunto parece ir en serio. Amanece la paloma en su puesto. Al macho ni lo vemos, anda a su aire, volando en su papel, pero ya le tocará lo suyo; en este negocio van a pachas; incubar y criar es paritario. A la tarde, albricias, ella ha puesto un huevo.

16 de junio: Comienza la incubación. Y surge problema: ¿cómo regar el tiesto sin mojar nido y huevo tan a ras de tierra?, ¿dejo secar sus plantas que beben al día litro y más?; entonces, las hojas de la hortensia caerían y ¡adiós celosía!, quedarían a la vista y quizá aborrezcan. Aún así, echo agua y la paloma respinga al mojarse las patas. Hay que idear solución, ¿quizá un gotero?... sí.

17 de junio: Negocio completado, han puesto su segundo huevo (lo normal en palomas, no habrá más). El palomo, por supuesto, también enclueca. Cada ocho horas, más o menos, se turnan. Pero con poco riego superficial la hortensia -qué remedio- empieza a deshacerse de sus hojas bajas, muda de terror (urge un arreglo). Con una botella de agua y una goma de butano aparejo un gotero, aunque calarle el invento al tiesto puede hacer recelar a la pareja y que se vaya. Esta noche lo intentamos. Miedo.


Publicado: Diario de León

Irma Basarte10.-

La Universidad analiza en Gordoncillo el patrimonio y la cultura agraria. Los palomares centrarán algunas ponencias #SalvemosLosPalomares

Los palomares centrarán algunas ponencias


El día 9 de julio por allí estaremos zureando sobre palomas y palomares.

No te pierdas el curso de verano de Patrimonio y Cultura Agraria que empieza el próximo martes 9 de Julio. Realiza tu inscripción en

El Museo de la Industria Harinera de Gordoncillo acoge, del 9 al 12 de este mes, el curso de verano organizado por la Universidad de León bajo el título Patrimonio y Cultura Agraria, que es continuidad del ya impartido el año pasado. Los objetivos son «analizar, debatir y compartir experiencias relacionadas con la cultura y el patrimonio generado por la agricultura y la ganadería», según el profesor Javier Revilla, director del curso.

El curso abarca áreas como los palomares tradicionales, a cargo de Irma Basarte o el pichón bravío como patrimonio gastronómico de las tierras llanas leonesas. El cocinero Juanjo Losada, del restaurante Pablo (que tiene una estrella Michelín), cocinará un plato con el pichón como protagonista. Sobre aves hablará el ecólogo y fotógrafo Jorge Falalán, quien abordará cómo constituyen un importantísimo valor natural y turístico en Gordoncillo.

El curso incluye cuatro ponencias sobre arqueología, con distintas perspectivas, siendo protagonizadas por Pablo López, Andrés Menéndez, Fernando Barrientos y Alejandro Rodríguez. Tres de estos arqueólogos están trabajando en Gordoncillo en un proyecto de documentación intensiva, dirigidos por Fernando Barrientos, quien dará a conocer en este marco los primeros resultados de dicha investigación. La arquitectura, las construcciones tradicionales y el patrimonio industrial son otros ejes sobre los que pivota el curso; palomares, estaciones ferroviarias, antiguos conventos o viejas fábricas como la que alberga el Mihacale de Gordoncillo son susceptibles de convertirse en recursos para las localidades donde se ubican. Los ejemplos de Mansilla de las Mulas, Palanquinos, Cuenca de Campos serán abordados por ponentes como Francisco Javier Lagartos, Javier Revilla o Izaskun Villena.

Otras ponencias se centrarán en los recursos que ofrece actualmente el mundo agrario; Daniel Herrero como geógrafo, Sandra Sixto como emprendedora en sector gastronómico y Raquel Zorita desde la IGP de la Lenteja Pardina Tierra de Campos nos mostrarán realidades del entorno inmediato. Gordoncillo también aprovechará para presentar su oferta turística.

Publicado en: Diario de León

Irma Basarte10.-